Las muelas de juico

Las muelas de juicio son los molares que erupcionan al fondo de la boca en edad adulta. Suelen aparecer entre los 18 y 26 años de edad.

Problemas comunes

Algunas personas tienen las cuatro muelas de juicio, otras tienen menos. A veces, estas piezas dentales se quedan en el hueso alveolar y no erupcionan nunca. Hay personas que nacen sin estas piezas dentales.

Una muela de juicio puede causar problemas al crecer en la dirección errónea, causando así daño en el diente colindante. Si erupciona lentamente puede estar parcialmente cubierta con tejido de encía, lo cual convierte su limpieza en una tarea complicada. Entonces, cuando las bacterias se acumulan alrededor del diente, puede ocasionar inflamación e hinchazón.

Si los problemas son recurrentes, o si muela de juicio está perjudicando al diente contiguo, se puede considerar extraer la muela. Si experimenta dolor en una muela de juicio, debe contactar con su dentista.

Consejos de higiene bucal

En ocasiones, las muelas de juicio pueden ser difíciles de alcanzar con un cepillo dental convencional. Para que la limpieza sea más fácil puede usar un cepillo unipenacho, como por ejemplo TePe Compact Tuft, con su cabezal pequeño y cuello angulado.

El cepillo dental TePe Nova dispone de una punta activa que facilita el acceso a la parte posterior de la boca, y es por ello un cepillo muy útil en la limpieza de las muelas de juicio.